(+34) 91 473 45 26

Estamos empezando en esto del enoturismo

Por: | Tags: | Comentarios: 2

Manuel Romero.

Como empresa, tras tres años de presencia en el mercado trabajando en numerosos proyectos de enoturismo, podemos afirmar que estamos empezando.

Y es que está todo por hacer.

En primer lugar, podemos afirmar que nosotros mismos tenemos todo por hacer. Trabajar con más de una veintena de denominaciones de origen y de destinos enoturísticos y recorrer más 4oo bodegas no ha hecho más que permitirnos aprender muchísimo y despertar nuestra imaginación. Hemos probado ideas, algunas que funcionan y otras que no. Ahora es un buen momento de ordenar muchas de estas ideas y convertirlas en conocimiento, al menos en nuestro conocimiento, aunque a través de este blog y acciones formativas vamos a compartirlo.  Durante este 2009 que cerramos ya presentamos algunas ideas ordenadas en nuestra propuesta de formación especializada en materia de enoturismo. Y para ser un año complicado, tuvieron muy buena respuesta. El próximo año lanzaremos los Laboratorios Experienciales de Enoturismo, una nueva propuesta que une transmitir conocimientos (formación) , aplicarlos (práctica) y probarlos (experiencia). Con ello, a buen seguro, no haremos más que seguir reflexionando, investigando y organizando muchas de las ideas (acertadas o no) que rondan por nuestra cabeza.

 

Si se nos permite también, a nivel general, los destinos, las bodegas en general y el sector turístico vinculado al enoturismo, también están empezando. El otro día, comentábamos en otro post, que nos parecía que  El Fabulista llevaba toda la vida. ¡Y que va! Ni mucho menos. Sólo 10 años. ¿Qué ha pasado en  el enoturismo en España en estos años?

Podríamos decir que ha surgido una iniciativa, la de Rutas del Vino de España, que ha irrumpido con fuerza (aunque  tiene ya 9 años de vida) y ha sabido conseguir adeptos en las mejores zonas vitivinícolas españolas. Son escasos los territorios que no quieren unirse a este Club de Producto. Y es que el proyecto se plantea como una herramienta de desarrollo territorial en la que tienen cabida todos los agentes de los territorios para crear un producto turístico de calidad. Aunque el modelo es muy bueno, aún queda mucho por trabajar en cada territorio. Si existe un problema generalizado, éste es el de la financiación. Nos falta hacerle ver al sector privado, que tiene que apostar en mayor medida y que tiene que aportar más recursos para hacer viable estas iniciativas a corto, medio y largo plazo. Las propias Administraciones Públicas e instituciones también han de mejorar su coordinación y fomentar sinergias.  Y por supuesto, que tras estos años de trabajo, es momento de analizar aciertos y errores y buscar nuevas vías sobre todo de promoción y comercialización mucho más efectivas, alejadas de las habituales del sector turístico y más cercanas al mundo enológico.

Y el sector privado, sobre todo adolece de convencimiento y de formación, especialmente las bodegas. Tras la década de los 90 en la que eran pocas las convencidas de la actividad enoturística, las bodegas turísticas ofrecían sobre todo visitas y de forma gratuita. En esta década han abierto muchas más, movidas por el “culo veo, culo quiero” (que comenta nuestro amigo Eduardo Serrano), que convencidas de que es una vía para consolidar su imagen, generar una actividad complementaria o entrar en contacto con el público. No han faltado arquitectos de gran prestigio, edificios que conmueven incluso a la filoxera, pero no todo es el ladrillo, no todo es el continente. Aún faltan proyectos con “alma”, con carácter y con identidad propia que se enfoquen en mayor medida al cliente y a su disfrute en la bodega.  Y esto lo hacen las personas, los propios bodegueros y gestores enoturísticos, con la intuición y la capacitación adecuada. Todos los que hemos visitado unas cuantas bodegas, hemos visto algunas con “alma” y otras muchas en las que no se nos ha transmitido nada, ni cultura del vino, ni pasión por este maravilloso producto ni todo lo que éste esconde.  Nos hemos divertido, pero en algunas también hemos sufrido. Lejos de mostrar nuestra admiración por el “hard”, también hemos visto que el “soft” efectúa operaciones no válidas en materia de enoturismo a unos precios de locura.  Muchos de los grandes proyectos enoturísticos de este país, están a la venta. Y es que resulta difícil llenar un hotel de 5 estrellas. Si lo es en muchas ciudades, mucho más en las zonas rurales. Hay que invertir con criterio, en actividades con retorno asequible y con bajos costes de estructura, e ir paso a paso, definiendo una estrategia que tenga encaje con la filosofía de bodega.  En un mercado emergente y en rápido crecimiento no vale todo. Hay que estudiar la viabilidad de cada proyecto de manera realista y trazar un camino acorde a tu realidad y posibilidades. Como en casi todas las cosas de esta vida.

También nos falta trabajar en red, de forma cooperativa, asociándonos con nuestro vecino de enfrente, que no es nuestro competidor sino nuestro aliado. Y orientar en mayor medida los productos turísticos al cliente que es el que, al final, acaba pagando siempre la factura.

Por todas estas razones seguimos pensando que hoy como ayer estamos empezando.

¿y tú qué opinas? …

Comentarios

2 thoughts on “Estamos empezando en esto del enoturismo

  1. Manuel Colmenero

    Lo que no hay que perder es norte. Y creo que los que vemos claro que esto del enoturismo va a ir a mas, si detras hay autenticos profesionales apostamos firmemente por la formación.
    Pero que nadie espere que los clientes vengan a nosotros, salvo honradas expeciones como nuestro amigo común del Fabulista, el resto debe ir a buscar a los clientes, esten donde esten y que conozcan y que hablen, y que cuenten… hay que entusiasmarles… y la experiencia y las experiencias vividas son sumamente importantes en este proceso de venta.
    Juntos andaremos un largo camino, no me cabe la menor de las dudas, siempre he defendido que este es el turismo del siglo XXI, y ya estamos en el, lo malo es que cuando se es pionero o te toman por loco o te toman por ilimuninado, y todos sabemos como acabaron los “iluminati” no?
    Felices Fiestas y prospero 2010.
    El corazón me dice que será realmente prospero y feliz.

    Responder

  2. DINAMIZA Asesores

    Totalmente de acuerdo Manuel (y muchas gracias no solo por seguir el blog sino también por realizar comentarios) Como tú dices, no hay que perder el norte, sino que poco a poco estamos obligados e encontrarlo.

    Y respecto al comentario que haces de El Fabulista, quizás no haya tenido que ir a buscar a sus clientes, o al menos no tanto como otras bodegas, por su emplazamiento en el recinto amurallado de Laguardia, junto a la oficina de turismo, pero como si lo hubiera hecho. En Rioja Alavesa, fue un visionario y cuando nadie creía en el enoturismo, este hombre acondicionó su bodega, aprendió idiomas y capacitó guías. Hizo su folleto, lo distribuyó por hoteles, y poco a poco le fueron llegando más y más, sobre todo por la comunicación boca a oreja. Por tanto yo creo que sí no ha ido a buscar masivamente a los clientes, al menos sí realizó un esfuerzo que hace 10 años nadie hacía.

    En cualquier caso, comó tú comentas, la labor de promoción y comercialización es fundamental, tanto a nivel indiviual como colectivo. Y siempre con un buen producto, cuanto más participativo y experiencial mejor, que dé lugar a hablar de él largo y tendido, que haga disfrutar al turista, implicarlo, comprometerlo y que le invite a pensar…

    Gracias de nuevo Manuel y a mi también me dice que el próximo año, además de cerrar esta década, van a cambiar muchas cosas.

    Responder

Deja un Comentario

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.