(+34) 91 473 45 26

19

Jul, 2022

El enoturismo y la economía circular

By: | Tags: | Comments: 0

Actualmente, la mayoría de los destinos y empresas turísticas, siguen un modelo económico basado en “el producir/usar, consumir y tirar”, siendo éste un modelo económico lineal que está generando fuertes impactos en nuestros ecosistemas, con una gran presión sobre el consumo de los recursos naturales y con afecciones tan graves como la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

En el sector enoturístico, uno de los impactos más destacados dentro de esta economía lineal ha sido la generación de residuos a lo largo de toda la cadena de valor, desde los residuos agrícolas relativos a la viticultura, a las aguas residuales producidas en los procesos productivos, sin olvidarnos de los residuos de los envases (botellas y embalajes) y sobre todo los residuos generados al final de la cadena en el post-consumo.

Es por ello, que la evolución hacia un modelo de economía circular es la transformación lógica del sector hacia un modelo de negocio más sostenible, que implique tener en cuenta ser sostenible ambientalmente, socioculturalmente y eficiente económicamente para asegurar su permanencia en el tiempo. La aplicación entonces de la economía circular requiere un cambio hacia una visión mucho más integral, que tenga en consideración todos los agentes del territorio vinculados con la bodega, así como todas las fases de la cadena de valor.

Estos son los principales ejes de la Economía Circular y que hemos de tener muy en cuenta en materia de enoturismo:

  • Priorizar el uso de recursos renovables (energía, ..).
  • Conservar los recursos existentes.
  • Entender los residuos generados como residuos útiles.
  • Repensar el modelo de negocio.
  • Ecodiseño para el futuro
  • Incorporar tecnología digital
  • Colaborar para crear valor compartido.

Encontramos algunas ideas en estos ámbitos como las propuestas por la Fundación para la Economía Circular, https://economiacircular.org, la principal institución que se encarga de promocionar la economía circular en España. Desde aquí se propone el concepto de Multi-R para aplicar una estrategia de economía circular, ya sea en nuestra empresa o destino turístico y que proviene del modelo holandés diseñado:

Fuente: Rivamadrid

  • Repensar nuestro actual modelo económico para transformarlo en un modelo circular, pensando en nuevas estrategias para consumir los recursos de forma lo más eficiente posible.
  • Rediseñar los actuales sistemas de producción en el contexto de las industrias y de la sociedad
  • Reducir el consumo y el gasto de materias primas tanto en la producción como en el consumo, introduciendo cambios en el diseño, producción y uso del producto.
  • Reutilizarlos productos o materiales que todavía están en buenas condiciones, proporcionándoles un nuevo uso.
  • Reparar los productos y consumibles para alargar su vida útil.
  • Renovar, restaurar y actualizar un producto obsoleto.
  • Refabricar de una manera sostenible y tomando como materias primas elementos reciclados.
  • Reaprovechar y reutilizar los productos rechazados o sus partes para crear un nuevo producto con una funcionalidad diferente.
  • Renovables: cambiar los recursos utilizados por otros que provengan de fuentes renovables
  • Reciclar como base fundamental para aumentar el ciclo de vida de los productos.
  • Revalorizar: incineración de los materiales para la valorización energética.

 

Enoturismo sostenible y economía circular.

Hoy en día, en el marco de la Estrategia de Turismo Sostenible que están impulsando las Administraciones Públicas españolas y al amparo de los Fondos Europeos Next Generation, los destinos están dando pasos importantes en materia de transición verde y sostenible. Han implantando medidas de economía circular en los servicios públicos, como la reducción de residuos, la adopción de sistemas de separación y reutilización de residuos, medidas para la disminución de desperdicios o la adquisición de productos kilómetro cero.

En el ámbito del enoturismo, las bodegas deben implantar adecuadas prácticas ambientales y realizar así, una adecuada gestión ambiental en toda nuestra cadena de valor, desde los cultivos hasta la venta del producto.

 

Desde DINAMIZA ya estamos trabajando en el desarrollo de un modelo de sostenibilidad y economía circular aplicable al enoturismo. Para ello, entre otras medidas, proponemos apostar por la movilidad sostenible para evitar el consumo de combustibles fósiles, impulsando la movilidad en bicicleta o a pie entre viñedos, el consumo de productos locales, dotar de una nueva vida a las barricas, botellas, corchos, … apostar por el tejido empresarial y profesional local o reducir el consumo de envases de plástico, proporcionando agua mineral mediante sistemas que no generan residuos.

Así que, comprometidos con las últimas tendencias, estamos analizando de qué modo, las bodegas y su actividad enoturística pueden ser siempre un ejemplo de “hacer bien las cosas”, aplican en nuestra actividad la Economía circular. Somos conscientes de la apuesta que debe realizar el sector por implantar modelos más sostenibles, entendiendo que el enoturista es cada vez más exigente con el compromiso ambiental, la responsabilidad social, de las empresas y destinos que visita.

 

¿Cómo adaptamos nuestro modelo hacia uno basado en la Economía Circular?

1º – En primer término, hemos de realizar un DIAGNÓSTICO

a) Análisis Externo. Conoce tu ecosistema empresarial. Como Bodega debemos analizar cual es nuestro ecosistema productivo prestando especial interés a la faceta enoturística (visitas, eventos, otros servicios…), qué otras empresas operan en el territorio, qué uso hacen de los recursos y qué tipos de sinergias se podrían establecer dentro del ecosistema empresarial. Siempre pensando en establecer nuevas oportunidades de negocio, así como crear alianzas más competitivas donde todos ganemos.

Fuente: elaboración propia

b) Análisis Interno. Conócete aún mejor. Es vital conocer muy bien nuestra empresa, procesos, materiales, gestión ambiental (agua, energía, residuos), así como nuestra Cadena de Valor, aliados, empresas que la componen y cómo se relacionan entre sí:

Fuente: GENCAT, 2021

c) Análisis DAFO. Este diagnóstico te va a proporcionar información clave para posteriormente poder plantear el Plan de Acción.

2º – Hemos de realizar un PLAN DE ACCIÓN, con las acciones necesarias para implementar nuestro modelo de economía circular y siempre teniendo en cuenta los ejes de la economía circular. De una manera resumida, estas podrían ser algunas acciones que compondrían nuestro modelo:

MODELO DE NEGOCIO

Crear un comité para repensar el modelo, y que lidere la transformación hacia una Bodega + Circular.

GESTIÓN AMBIENTAL

Monitorear la gestión del agua, de la energía y los residuos.

Implementar sistemas monitorizados para hacer un uso más eficiente, óptimo de en la gestión del agua y la energía, así como en los sistemas de gestión de residuos.

Implementar fuentes de energía circulares y renovables.

Invertir en sistemas de reutilización de aguas grises.

Aplicar algún tipo de certificación en gestión ambiental (ISO 14000) o proceso similar.

Estableciendo acciones de sensibilización, comunicación y formación en la empresa

MATERIAS PRIMAS Y CADENA DE VALOR

Conocer bien la cadena de suministro para acceder a todos los materiales que se utilizan en el establecimiento.

→  Seleccionar a proveedores que cuenten con certificados ambientales, teniendo un manual de compra verde, seleccionando siempre los materiales que menor impacto causen.

Elaborar sistemas en cascada para el diseño, uso y tratamiento de todos los productos utilizados en las operaciones del día a día.

Recuperar materiales, residuos y volver a introducir en los sistemas productivos.

Valorización energética de residuos, compactadora

ENVASES Y EMBALAJES

Seleccionar envases y embalajes reutilizables o elaborados con materiales reciclados.

Analizar las características de nuestros embalajes (ecodiseño, materiales, reusabilidad) así como de las formas de distribución (movilidad sostenible) y plantear cambios por aquellos más respetuosos.

ALIANZAS

Conocimiento del ecosistema de empresas localizadas en el territorio. Flujos de materiales en el territorio.

Alianzas para adquisición de materiales locales, recursos sobrantes, aprovechamiento de materiales.

Plataformas digitales donde se interactúa con otras empresas o haciendo alianzas más tecnológicas

CONCIENCIACIÓN Y FORMACIÓN

Formación y concienciación del personal de la empresas y proveedores en sostenibilidad y otros temas clave.

 

3º – MONITOREEMOS todas las acciones que nos hemos planteado para analizar si estamos consiguiendo los resultados propuestos a través de un sistema de indicadores.

 

Un cambio de modelo comienza por el compromiso de querer cambiar nuestros hábitos y actitudes, frente al cambio climático, a un consumo insostenible y al impacto que estamos generando en nuestros territorios.

Leave a Reply

error: Este contenido tiene copyright.