(+34) 91 473 45 26

13

Oct, 2015

Toledo, Capital Española de la Gastronomía 2016, debe liderar el cambio turístico de Castilla La Mancha

Por: | Tags: | Comentarios: 0

Toledo ostentará el título de Capital Española de la Gastronomía 2016, según ha decidido el Jurado que otorga este galardón. En la recta final, la capital  castellano-manchega se impuso sobre Huelva (Andalucía), la otra ciudad finalista. Almería (Andalucía), Gijón (Principado de Asturias) y León (Castilla-León), a pesar del  interés manifestado, finalmente no  llegaron a formalizar su candidatura.

Toledo sucederá a Cáceres, actual Capital Española de la Gastronomía 2015, y tiene un papel muy difícil si quiere mejorar lo ya realizado por la también Ciudad Patrimonio de la Humanidad extremeña. Cáceres, CEG 2015, por méritos propios está siendo una magnífica capital y ha puesto el listón muy alto para la próxima ciudad merecedora del galardón.

En su declaración, el Jurado “ ha felicitado a las ciudades de Huelva y Toledo por la excelencia de su oferta gastronómica”, reiterando “la dificultad de tener que optar por una de ellas ya que ambas candidaturas cuentan con atractivos suficientes para ser nominadas”. Respecto a las ciudades que finalmente no han formalizado su candidatura, el “Jurado anima a que en la próxima edición 2.017, Almería, Gijón, León y, lógicamente Huelva, nos acompañen  y aspiren al título de Capital Gastronómica”. El galardón  se está consolidado como  plataforma eficaz de promoción de la gastronomía  y el turismo gastronómico en nuestro país, gracias sobre  todo al papel que están desarrollando las ciudades durante las anualidades correspondientes.

El Jurado se ha decantado por la oferta toledana porque se basa “en una creativa combinación entre patrimonio, cultura y gastronomía que atrapa a los visitantes de esta ciudad que en 2.016 conmemorará el 30 aniversario de la declaración por UNESCO de Ciudad Patrimonio de la Humanidad y el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes quien durante temporadas residió en Toledo”. En palabras de la propia alcaldesa Milagros Tolón: “ Queremos que Toledo Capital Gastronómica impulse y dé a conocer una cocina moderna que se está reiventando a partir de la tradición, los productos locales y un patrimonio único. Con sensibilidad, armonía y elegancia. Una cocina con la que Toledo se expresa con un lenguaje nuevo, capaz de deslumbrar y enamorar”.

Toledo, con sus más de 3 millones de visitantes, es uno de los destinos turísticos más atractivos de España. La gastronomía y el patrimonio constituyen un combinado perfecto que atrapa al turista. En el dossier de Candidatura se dice: “ la cocina tradicional de Toledo puede definirse como gustosa y sugerente, expresiva y luminosa, franca y directa, consistente y nutricia. Un gozoso ensamblaje entre sencillez, la de sus productos, y elevación, el ingenio de sus gentes. Algo similar a lo que ocurre en El Quijote, donde se funde el alma del pueblo llano con una cultura elevada. No podía ser de otra manera, ya que precisamente por la humildad del grueso de su despensa, la cocina toledana exige altas dosis de ingenio y de habilidad para, de esta forma, sacar lo mejor de cada producto y acertar en las armonías gustativas”.

“De Toledo, cocinero o cochero”, dice un viejo aforismo que glosa el buen hacer culinario de la ciudad. Un saber guisar que cristaliza en platos suculentos y meritorios.

A quien Dios quiso bien, en Toledo le dio de comer”, se decía ya en el siglo XV. Una cocina, en fin, pregonada por algunos de lo más insignes literatos: de Cervantes a Benito Pérez Galdós, pasando por Lope de Vega y Fernando de Rojas, Alejandro Dumas y Theophile Gautier. Fue en Toledo donde se publicó el primer tratado de cocina en lengua castellana, el «Libro de Guisados» de Ruperto de Nola, en 1529, coincidiendo con la estancia en la ciudad del emperador Carlos V. La espina dorsal de la gastronomía toledana antigua se sustenta en platos sabrosos e intensos, de habitual elaborados con elementos humildes: puchero y cocido, gachas, migas, pan, pote y pisto, legumbres y hortalizas -a destacar la berenjena-, bacalao, guisos de caza menor y de aves domésticas, escabeches, vinos, aceite de oliva, quesos… Un listado que se completa con algunas aportaciones y destellos más suntuosos: perdiz estofada, cordero o carnero, gallina en pepitoria, pichones asados, ciervo, mazapán, dulces conventuales…

Toledo cuenta con una excepcional nómina de prestigiosos “chefs” que han prestado su pleno apoyo a la candidatura. Toledano de alma y vocación, Adolfo Muñoz, desde su “Restaurante Adolfo” de Toledo o el “Palacio Cibeles”, en Madrid oficia como decano de la cocina toledana y uno de sus más dinámicos renovadores. Pepe Rodriguez, protagonista destacado del televisivo “MasterChef” capitanea el restaurante “El Bohío” de Illescas con una estrella Michelin; Iván Cerdeño, chef de “El Carmen de Montesión”, con una estrella Michelin; Tomás Palencia, del Asador de Palencia; Javier Brichetto, Restaurante Musakaya Premio “Tapa más vanguardista” en concurso nacional; José Carlos Fuentes del restaurante del hotel Valdepalacios, en Torrico (Toledo), también con una estrella Michelín, así como el ganador de “MasterChef” el joven talaverano Carlos Maldonado o Inés Gárate, gerente del centenario Obrador Santo Tomé, artífices del universal mazapán.  Toledo, asimismo, ha conseguido el apoyo de la Red de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, la Red de Ciudades AVE y la Red de Juderías, entre otras.

El Jurado ha puesto de relieve “como un argumento determinante el fuerte apoyo que la candidatura de Toledo recibe de la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha y el respaldo del gobierno regional. Emiliano García-Paje, anterior alcalde de Toledo y hoy Presidente de la Comunidad Autónoma, fue quien inició la candidatura que, tras las elecciones municipales, sería asumida con energía y entusiasmo por la actual alcaldesa Milagros Tolón que ha conseguido la implicación de la Diputación de Toledo y la movilización del sector de la restauración y de los chefs. La receta del éxito del proyecto exige estos dos ingredientes: compromiso/apoyo institucional y colaboración entre la Administración y el sector privado. Y ambas se dan en Toledo. La implicación de la Junta es total y ha comprometido importantes partidas presupuestarias para la promoción del turismo gastronómico en Toledo y la región”.

Toledo no tiene una misión fácil si quiere mantener el listón de la marca “Cáceres Capital Española de la Gastronomía 2015”, pero ante todo tiene la responsabilidad moral de liderar el cambio en el turismo de Castilla La Mancha, una región cuyo sector se ha visto abandonado a su suerte por obra y gracia de la gestión de sus responsables políticos y los grandes recortes realizados.  ¿Qué fue de sus Clubes de Producto Turístico? Entre ellos , el gastronómico. ¿Qué fue de Divinum Vitae?. ¿Que fue de una promoción turística seria y eficaz con una web pionera hace ya unos años? ¿Qué ha pasado con el turismo en Castilla La Mancha?. Seguro que Toledo tira ahora fuerte del carro.

Nuestras más sinceras felicitaciones a Toledo, CEG 2016.

 

Deja un Comentario

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.