(+34) 91 473 45 26

DINAMIZA diseña el Club de Producto Turístico “Birding in Extremadura”

Por: | Tags: | Comentarios: 0

La Comunidad Autónoma de Extremadura es considerada una de las regiones europeas con mayor importancia para poder realizar avistamiento de aves y por ello se encuentra entre los destinos turísticos más deseados por los aficionados a la ornitología y los amantes de la naturaleza de todo el mundo. Si a la posibilidad de observar un buen número de aves en hábitats naturales de gran belleza, sumamos el interesante patrimonio cultural e histórico extremeño, podemos hablar de un verdadero paraíso para realizar turismo ornitológico.

Ello es debido, en gran medida, por el excelente estado de conservación de los hábitats naturales, que se presentan con una gran diversidad dando lugar a un complejo mosaico natural. La dehesa, el paisaje más representativo de la región, desempeña un papel crucial en la elevada diversidad que alcanzan las aves, estando muchas especies estrechamente asociadas a este valioso recurso. Pero además, cabe destacar las densas formaciones de bosque mediterráneo que aún cubren las laderas de muchas sierras y riberos o la intrincada red de cursos fluviales, tributarios de los ríos Tajo y Guadiana, en los que los grandes embalses son una de sus señas de identidad. Y es que son más de 50.000 hectáreas de superficie de embalses las que también atraen a las aves.

Como reconocimiento a su importancia ornitológica, el 74,1% del territorio extremeño ha sido incluido dentro del inventario de Áreas Importantes para las Aves de España (SEO/BirdLife, 1995), tratándose de una situación excepcional tanto a nivel nacional como en el ámbito europeo.

En Extremadura se han detectado hasta 337 especies de aves diferentes que pueden observarse a lo largo de todo el ciclo anual (SEO/BirdLife, 2008). De todas ellas, 194 se consideran reproductoras, incluyendo a aquellas que permanecen todo el año en la región (sedentarias) y las nidificantes que migran a otras latitudes para pasar el invierno (estivales). Las aves invernantes son el segundo grupo en importancia, con 189 especies, ya que las moderadas temperaturas invernales y la elevada disponibilidad de alimento hacen posible que la región acoja a poblaciones de aves más norteñas y permite que algunas especies reproductoras permanezcan aquí durante los meses más fríos. Además, por su privilegiada situación latitudinal, las rutas migratorias de muchas especies atraviesan la región, encontrando alimento y descanso durante sus desplazamientos hacia sus áreas de invernada o de reproducción.

Fruto de esta riqueza ornitológica, Extremadura ha apostado en gran medida por el desarrollo de turismo centrado en el avistamiento de aves, existiendo un buen número de empresas y agentes que prestan servicios relacionados con la ornitología, agencias de viajes especializadas, así como una buena infraestructura de alojamientos que presentan un buen grado de especialización y tematización para satisfacer a los consumidores de esta modalidad turística. De la misma forma, numerosas entidades y agentes de desarrollo local vienen apostando por este producto turístico, realizando importantes inversiones y actuaciones para poner en valor este recurso de forma sostenible. Todos los agentes relacionado directa o indirectamente con el turismo ornitológico tienen cabida en el Club de Producto de Turismo Ornitológico denominado “Birding in Extremadura”, un Club integrador cuyo diseño y desarrollo ha sido encomendado a DINAMIZA y que será presentado al sector el próximo día 20 de Julio en La Codosera (Badajoz)

Deja un Comentario

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.