(+34) 91 473 45 26

¿Esta el sector turístico Español preparado para los países BRIC?

Por: | Tags: , , , , , , , , , , | Comentarios: 0

La información que hace referencia a los mercados BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se ha incrementado notablemente en casi todos los medios de comunicación. En una Europa en crisis y con una necesidad acentuada de ingresos, todas las miradas han empezado a dirigirse  progresivamente hacia los países con mayor tasa de desarrollo económico. En el sector turístico español, marcado por un modelo con un fuerte arraigo del sol y playa, los mayores esfuerzos  de renovación  se han llevado a cabo en el ámbito de los destinos, remodelando los más maduras. Sin embargo, ante la actual coyuntura económica, los mercados tradicionales se muestran insuficientes para mantener la rentabilidad del sector. De este modo, la tendencia de renovación se está dirigiendo también hacia los mercados. Así pues, las estrategias turísticas de España, ya no se dirigen exclusivamente a  los países nórdicos, británicos y alemanes, sino que también han comenzado a dirigirse recientemente a los países BRIC; especialmente a los chinos y a los rusos.

Imagen

En este sentido, Turespaña  lanzó el Plan Turismo China, donde se recogen varias estrategias para alcanzar el millón de turistas chinos lo antes posible. Una de las  líneas de actuación previstas en el plan es la adaptación de la oferta turística española a la demanda china.

Varios estudios realizados, reflejan que la principal carencia que el turista chino encuentra en España es el desconocimiento de su lengua y de su cultura, y por consiguiente, la escasa adaptación de la oferta turística.  Algo parecido a lo que pasa con los turistas de India, Rusia o Brasil, que en muchos casos tampoco ven satisfechas sus expectativas.

En realidad, ¿sabemos quién es el turista chino, indio, ruso o brasileño?

El mercado brasileño  nos parece, a priori, más cercano, porque somos latinos,  y  pensamos que“hablamos el mismo idioma”. Sin embargo, desconocemos  que el brasileño del norte de Brasil es muy diferente del brasileño del sur. En el sur, se tiende al consumismo compulsivo, mientras que en el norte se valora más la calidad. Así que, es importante  conocer al brasileño que se aloja en nuestro hotel o que come en nuestro restaurante, para poder así  cumplir con sus necesidades.

Si entramos ya a hablar del mercado chino o del mercado indio, aquí el listado de diferencias culturales es aún mayor. ¿Cuántos hoteles o restaurantes españoles saben que los chinos suelen tomar el agua más bien caliente, y no fría? ¿y que lo que buscan en una habitación de hotel no es el minibar, sino un calentador de agua y posibilidades de prepararse un té?¿Cuántos saben que suelen tomar vinos dulces o combinados con zumo, refrescos, hielo o en algunos casos incluso con naranja o cebolla? En china, el rojo es el color de la suerte, así que 90% de los chinos consumen vino tinto .El blanco es para ellos el color de la muerte, así que el vino blanco apenas tiene público entre los chinos. Tampoco nos tenemos que olvidar de que China e India son culturas con un elevado grado de servilismo, así que la calidad de los servicios y la atención al cliente en su versión más extensa son esenciales para estos turistas.Según resulta de varias encuestas, ellos nos ven a los europeos como “civilizados” y “fríos”. En España,  la calidad percibida de los servicios ha sido el principal motivo de insatisfacción en sus experiencias turísticas.

Pensando en el mercado ruso, hay que ser consciente de que, aún siendo europeos, les encontraremos “curiosos”. A pesar de seguir siendo el mismo continente,  las diferencias de percepción y de costumbres del este al oeste de Europa son muy significativas. Presentan un desarrollado gusto por el lujo, las joyas u otras cosas similares que aquí pueden ser calificadas como de opulencia, cuando en realidad es su cultura. En el mercado internacional, España está posicionada principalmente como destino de sol y playa, pero en el caso de estos mercados este enfoque cambia.

El porcentaje de los turistas de los países BRIC que viajan a España atraídos por el sol y playa es muy reducido. La mayor ventaja competitiva que España debería aprovechar es que  todos estos turistas tienen motivaciones comunes para viajar a nuestro país: la gastronomía, las compras y el deseo para  conocer nuevos lugares. De esta forma, las zonas de interior ya no tienen porqué quedarse en la sombra de los destinos litorales.

Además de los hábitos de consumo, habrá que conocer también qué canales de promoción y comercialización son los más empleados en estos mercados. En India y Brasil se utilizan  prácticamente las mismas redes sociales y herramientas de social media; mientras que en China, Facebook, Twitter y Youtube están prohibidas.En Rusia  las redes sociales locales se imponen frente a las internacionales, así que habrá que conocer bien el comportamiento de la demanda en estos medios para poder llegar a este público.

En este escenario, es muy importante el apoyo y la labor de los organismos nacionales en desarrollar políticas para atraer  a estos públicos y hacer llegar un mensaje único. Sin embargo, es probable que los resultados sean más inmediatos y más acertados si a una escala más pequeña (comunidad autónoma, municipio, empresa privada, etc) se trabaja  también en este sentido para una mejor adaptación de la oferta y mayor satisfacción de estos turistas tan “desconocidos y particulares”. Es indudable que estos mercados deben ser abordados en cualquier estrategia de marketing internacional por su potencial, en términos de volumen de turistas y su capacidad de gasto, pero no olvidemos que debemos preparar un producto acorde a sus expectativas.

 

Deja un Comentario

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.