(+34) 91 473 45 26

18

Dic, 2014

El enoturismo beneficia seriamente la salud

Por: | Tags: | Comentarios: 0

La carga de trabajo, la rutina o el estrés están demasiado presentes en nuestras vidas en este mundo de locos. Ante esto, no hay mejor medicina que escaparse y desconectar, liberarse, evadirse del mundanal ruido para disfrutar de un viaje temático en torno al vino, pudiendo descubrir territorios únicos y vivirlos profundamente con nuestros cinco sentidos.

consultores-enoturismo

La magia empieza desde el momento en el que decides escaparte y planificas tu viaje. Puedes elegir destinos enoturísticos consolidados, tierras con nombre de vino, destinos turísticos per sé con grandes atractivos donde el enoturismo es un complemento perfecto, destinos con mares de viñedos, los valles de los ríos más importantes, montañas con viñedos “imposibles”, zonas vitivinícolas donde la viña es un auténtico milagro, islas con viñedos ubicados entre el mar y los volcanes,  regiones donde el vino es historia viva, u otras donde las fiestas o eventos te harán vivir momentos únicos con gente que vive por y para el vino. Tradición, vanguardia, combinaciones de ambas, en la costa, en el interior, … da igual tu destino, cualquier ruta del vino puede invitarte a vivir una estupenda experiencia. Visitando la web de Rutas del Vino de España seguro que encuentras alguna propuesta interesante.

El trayecto hasta el destino, el viaje en sí mismo, no tiene ningún desperdicio, especialmente cuando te aproximas al destino vitivinícola y empiezas a contemplar su belleza, te olvidas del mundanal ruido, empiezas a desconectar y admiras esos paisajes fruto del trabajo del hombre durante muchas generaciones, llenos de magia. Relajarse y disfrutar, encontrarse con uno mismo.

Un paseo por los viñedos, sin prisas, contemplar su simetría y descubrir el territorio, admirar las catedrales del vino o hacerse unas fotografías inolvidables, con sol, con nieve, con lluvia… da igual el momento del año, cualquier época pueden ser buena para disfrutar del enoturismo. Tus ojos grabarán ese elenco de marrones, dorados y ocres en el otoño, los verdes en primavera y verano, dejando en tu retina postales que serán difíciles de olvidar, que te trasladaran a otros mundos y nos harán sentir grandes emociones.

enoturismo-ruta-vino-CONSULTORES

 

Y después qué mejor que deleitar nuestro paladar, descubriendo los manjares de cada tierra, menús tradicionales, o establecimientos de vanguardia, sabores y texturas que siempre combinan a la perfección con los vinos de la tierra. O quizás tomarte unos vinos por las calles de los pueblos vitivinícolas, convivir con sus gentes, vivir ese ambiente distendido y conocer otras formas de vida …

Entrar en las bodegas, con renombre o sin él, centenarias o modernas, proyectos arquitectónicos de vanguardia, bodegas más sencillas o artesanas, cosecheros, cooperativas, o descubrir fincas singulares, da igual, todas ellas tienen una historia que contar, una historia que vale la pena descubrir, familias relevantes en el mundo del vino, ilusiones y sueños de muchas personas que vale la pena conocer. Elaborar un buen vino no es fruto de la casualidad, el trabajo empieza en la viña, sus propiertarios miran al cielo cada día, descubres los procesos de elaboración, sientes los aromas de la sala de barricas, diferencias el roble francés del americano, pero sobre todo disfrutas de los vinos de la bodega. Poderlos saborear desde el origen, desde el depósito, desde las barricas, comprender la diferencia entre un vino filtrado y otro que no lo está; poder catar y comprar vinos únicos que no encontrarás en ningún otro sitio. Sensaciones inolvidables.

Enoturismo-Formación

 

Que no te den gato por liebre, vivir el enoturismo siempre implica el viaje a la denominación de origen, adentrarte en la tierra, dormir entre viñedos, en pueblos y ciudades del vino, cargadas de historia, significa alojarte en una casa rural o en un confortable hotel tras haber tenido un día intenso. Y despertarte con el ruido de los pájaros, desayunar tranquilamente y poder disfrutar de una nueva jornada de enoturismo, donde seguro no hay cabida para el aburrimiento, sino todo lo contrario, solo existe el disfrute con los cinco sentidos.

Cada día son más las personas que disfrutan del enoturismo, no sólo para conocer una determinada bodega, sino para descubrir un auténtico mundo de experiencias únicas, saludables para tu cuerpo y para tu mente. Pasear entre viñedos, gymkhanas enogastronómicas, visitar exposiciones, hacer un curso de cata o de cocina o elaborar tu propio vino. Éstas son sólo algunas de las experiencias que te atraparán por completo.

En pareja, en familia, con tus amigos, … da igual con quién. Lo que está claro es que lo disfrutarás a tope y estarás deseando contarlo a tu círculo de amigos.

Hay estudios que evidencian que el consumo de vino, con moderación, es beneficioso para la salud, y aunque aún no existen los que demuestren que el enoturismo también lo es, nosotros podemos afirmar que el enoturismo beneficia seriamente la salud. En DINAMIZA trabajamos para crear el mejor enoturismo en muchas zonas vitivinícolas y bodegas y aunque no tenemos aún en nuestra mano el estudio que lo evidencia, lo que sí que podemos hacer es recomendarte que lo practiques con asiduidad. Seguro que muy pronto encontraremos correlaciones entre el enoturismo y la salud y si no, “que nos quiten lo bailao”.

Si tú también crees que el enoturismo es saludable y consideras que  todo el mundo debería vivirlo en primera persona,  cuéntanos tus sensaciones y difunde este post.

Deja un Comentario

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.